Cicatriz Abdominoplastia

Las cicatrices de una abdominoplastia dependerán de la complejidad de la operación. La longitud y forma de las mismas están relacionadas directamente con la técnica que se ha utilizado para eliminar los excesos de piel y tensar el abdomen. Cuánto más piel se desee quitar, más grande será el tamaño de la cicatriz. Lo habitual es que la abdominoplastia deje dos cicatrices.  Una cicatriz se extendería de una cadera a la otra y una segunda, más pequeña, iría alrededor del ombligo. Por ejemplo, en una cirugía de abdomen tradicional, la cicatriz de la incisión trasversal sobre el pubis y la del ombligo son inevitables. Sin embargo, la cicatriz de una miniabdominoplastia, que requiere un corte mucho más pequeño, será más fácil de disimular. De todos modos, las incisiones que se realizan en cualquier abdominoplastia podrán ocultarse fácilmente bajo la ropa interior. En este sentido, aquellas mujeres que han tenido una cesárea, se verán beneficiadas ya que la incisión se realizará en el mismo lugar en el que se realizó la cesárea.  De esta forma, se evita tener una segunda cicatriz.

Para que la cicatriz no se note demasiado, es necesario seguir al pie de la letra todas las recomendaciones del cirujano. Por ejemplo, la de no realizar esfuerzos durante el periodo postoperatorio ni fumar antes ni después de la intervención. Si fumas, debes dejar de hacerlo al menos dos semanas antes de la operación. El cigarrillo provoca que los vasos sanguíneos se contraigan y no permite que el oxígeno llegue de manera adecuada a las células de la piel.

Es importante señalar que la cicatriz de una abdominoplastia nunca desaparecerá completamente y la cicatrización definitiva dependerá de cada caso, de cada persona y de cómo se han seguido las instrucciones del postoperatorio. Podría ocurrir que pasados unos meses desde la operación, las cicatrices se volvieran más oscuras y evidentes. Cuando esto ocurre, se recomienda acudir al médico para intentar buscar una solución. El motivo más frecuente por el que ocurre esto suele ser que no se ha cumplido algún paso del postoperatorio.