Tipos Cirugía: Abdomen Extendida y Endoscópica

Para conseguir un vientre plano a través de la cirugía plástica, existen cinco variantes quirúrgicas que son: la abdominoplastia tradicional, la miniabdominoplastia, la cirugía de abdomen extendida, la cirugía de abdomen endoscópica y la liposucción.

La decisión sobre qué técnica se utilizará no debe preocuparte ya que la tomará el cirujano tras discutirlo contigo en la cita previa a la intervención. Las diferentes opciones son:

Abdominoplastia tradicional: Se realizan dos incisiones: una en la parte baja del vientre, de manera trasversal al pubis, y otra incisión mucho más pequeña en la región del ombligo. De esta manera se logra separar la piel de los músculos y se procede al tensar la pared del abdomen y a quitar el exceso de piel.

Miniabdominoplastia: La miniabdominoplastia es una abdominoplastia más sencilla.

Cirugía de abdomen extendida: En este caso, las incisiones son más pronunciadas y se extienden a la parte lateral del paciente. Con la cirugía de abdomen extendida se tratará el área de la cintura y la parte superior del abdomen.

Liposucción: En cualquiera de las técnicas anteriores, se puede acompañar la cirugía de una liposucción para extraer la grasa sobrante.

Cirugía de abdomen endoscópica: Se realizan pequeñas incisiones y se procede a combatir la flaccidez de los músculos mediante el uso de una pequeña cámara y de materiales de microcirugía que ayudan a tensar la pared abdominal. Esta técnica solo permite tensar los músculos abdominales, sin estirar la piel.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.