Después de la Abdominoplastia (Postoperatorio)

Una vez finalizada la abdominoplastia, el cirujano colocará unas vendas para mantener la zona recién operada inmovilizada. Después de la operación, deberás permanecer en la clínica de dos a tres días para que tengas el reposo necesario y te puedan hacer los primeros cuidados de las cicatrices y heridas. Transcurrido este periodo, se reemplazarán los vendajes por una faja de compresión y podrás volver a casa.

Durante los primeros días, deberás visitar al médico para que cure y pueda supurar la herida. Al cabo de unas dos semanas, el médico empezará a retirar paulatinamente los puntos de sutura. Estos plazos son los habituales aunque podrían extenderse. Durante las semanas que siguen a la operación, la hinchazón y hematomas ocultarán los resultados finales de la abdominoplastia.

Es muy importante que no hagas esfuerzos físicos de ningún tipo durante las semanas que seguirán a la cirugía. Deberás de tener especial cuidado de no levantar peso para evitar que los puntos de las heridas se puedan desgarrar y que no se genere una hernia muscular que te pueda llevar de nuevo al quirófano.

Antes de la cirugía, asegúrate que te han explicado y que entiendes muy bien todos los pasos que deberás seguir durante el postoperatorio.